VITAMINA K - FITOMENADIONE

Vitamina K - Fitomenadiona

Definición, estructura y formas químicas

Según la definición de todas las sustancias llamadas "vitaminas", el fitomenadiona es una molécula que debe introducirse en el organismo desde el exterior, ya que el cuerpo humano es incapaz de sintetizarla a partir de otras moléculas.

En realidad, el término "vitamina K" se refiere a un juntos de moléculas ligeramente diferentes entre sí pero unidas por una estructura básica (dos anillos aromáticos condensados, con dos grupos cetona) que deriva de la 2-metil-1,4-naftoquinona, una molécula a su vez derivada del naftaleno. De hecho, existen tres formas diferentes de vitamina K:

  • Vitamina K1 o filoquinona: la más representada en la dieta y de origen vegetal. Desde el punto de vista de la estructura química, tiene una cadena lateral isoprenoide insaturada larga a partir del C3 de la estructura básica.

  • Vitamina K2: de origen bacteriano. Entre otras, una de las bacterias productoras es Escherichia coli, normalmente presente en la microbiota intestinal.

  • Vitamina K3 o menadiona: origen sintético, en forma soluble en grasa o soluble en agua.

Vitamina K o fitomenadiona

Estructura química de la vitamina K o fitomenadiona

Fuentes de ingesta alimentaria y dosis recomendada

¿Dónde se encuentra la vitamina K? La vitamina K está bastante extendida en el mundo de la alimentación, estando presente en cantidades importantes en diversas clases de alimentos y nutrientes: verduras, en particular vegetales (espinaca, repollo, brócoli, repollo, hojas de nabo) y otras frutas y verduras. Otros alimentos ricos en vitamina K son legumbres y huevos, y en menor medida también cereales, carne y productos lácteos.

Además de la ingesta exógena (de alimentos), la vitamina K que absorbe el cuerpo también se deriva de la producción de la flora bacteriana intestinal.

De acuerdo con la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), una dosis adecuada de vitamina K es igual a 1 microgramo por kg de peso corporal; sin embargo, no existen estudios reales que hayan podido determinar la cantidad de vitamina K producida por bacterias endógenas por un lado y la presente en los alimentos por otro, por lo que la dosis recomendada es en realidad indicativa.

Absorción, almacenamiento y metabolismo

Como molécula soluble en grasa (debido a la estructura química aromática e isoprenoide), la vitamina K se absorbe según los métodos normales de absorción de grasa. Por tanto, su absorción se produce a nivel del intestino intestino delgado y colon (especialmente el K2), y depende de la función biliar y pancreática adecuada. De hecho, en presencia de jugo pancreático (y por lo tanto de la enzima lipasa) y de la bilis secretada por el hígado, la vitamina K se emulsiona y se incluye en las estructuras de transporte (quilomicrones) que la transportan al hígado. Aquí se utiliza en parte, en parte se almacena y en parte se incluye en las partículas de VLDL y LDL que lo transportan a los tejidos periféricos.

De hecho, en el cuerpo, la vitamina K tiene media vida (intervalo de tiempo en el que su concentración se reduce a la mitad) de unas pocas horas, por lo que corto; de hecho, se utiliza en gran medida de forma inmediata para la síntesis de algunas moléculas muy importantes.

Desde el punto de vista del catabolismo, las moléculas de vitamina K se someten al proceso de β-oxidación y conjugación con ácido glucurónico y se excretan en la orina.

Alimentos vegetales ricos en vitamina K

Las verduras, especialmente las brassicas, son ricas en vitamina K y deben tomarse con precaución en personas que toman anticoagulantes orales como la warfarina.

Funciones de la vitamina K

¿Para qué se utiliza la vitamina K? Cual es su funcion? Después de sufrir un proceso de activación a través de una enzima de la clase de reductasi (con uso de NADPH), la vitamina K se transforma en una forma de hidroquinona; actúa, en esta forma, como cofactor en el proceso de γ-carboxilación de algunas proteínas importantes.

Ahí γ-carboxilación consiste en la adición de un grupo carboxilo (COO) a nivel de carbono en la posición gamma de un residuo de aminoácido de ácido glutámico, con la formación de ácido gamma-carboxi-glutámico; gracias a la presencia de dos carboxilos contiguos (que en condiciones fisiológicas tienen carga negativa en el organismo), se forma una especie de "pinza" que es capaz de unir fuertemente los átomos de calcio (caracterizados por dos cargas positivas): todo esto es en la base de la importancia del proceso de γ-carboxilación dentro del fenómeno más amplio de la hemostasia y otras funciones realizadas por las proteínas gamma-carboxiladas.

En particular, las proteínas que se someten a este proceso en particular son:

  • Proteínas involucradas en coagulación: factores de coagulación como los factores VII, IX, X, protrombina (factor II), proteína C, proteína S y proteína Z

  • Osteocalcinainvolucrado tanto en la organización del hueso como en algunos procesos de formación de la memoria

  • Transtiretina, transportador de la hormona tiroxina T4

  • Proteína gla de matriz (Pop), inhibidor del depósito de minerales en los tejidos

Durante el proceso de γ-carboxilación, la forma activa de la vitamina K, la hidroquinona, se transforma en epóxido (éter cíclico de tres vértices altamente inestable). De esta forma no tiene actividad y, por lo tanto, un mecanismo de reconstitución a través de la enzima está presente en el cuerpo humano. vitamina K epóxido reductasa (VKOR); este último es el objetivo de acción muy importante del warfarina, uno de los principales anticoagulantes utilizados en medicina.

Proteínas de coagulación

En cuanto a las proteínas implicadas en la coagulación de la sangre, pertenecen a la vía extrínseca (factor VII), la vía intrínseca (factor IX) y la vía común (factor X y protrombina), y conducen, una vez activada la cascada de coagulación, a la formación del coágulo de fibrina. En cambio, las proteínas C, S y Z están involucradas en el proceso que se opone a la coagulación sanguínea: la proteína C, utilizando la proteína S como cofactor, es capaz de degradar el factor V y el factor VIII (ambos cofactores importantes para el proceso de coagulación ) y por tanto para bloquear la activación de la cascada de coagulación y la formación de coágulos; El papel de la proteína Z no se conoce completamente, pero probablemente actúa en la degradación del factor Xa y XIa, ya que actúa como cofactor del inhibidor de proteasa relacionado con la proteína Z.

Osteocalcina

Esta proteína es producida principalmente por osteoblastos, células responsables de la deposición de la matriz ósea. Por lo tanto, se utiliza como marcador del metabolismo óseo: un aumento indica un aumento de la actividad de depósito de la matriz ósea y una disminución al contrario.

Su síntesis depende no solo de la vitamina K, sino también de la vitamina D en forma activa (1,25 (OH)2 - colecalciferol).

Transtiretina (TTR)

Previamente llamado prealbúmina, esta proteína es una molécula de transporte de hormonas tiroideas (especialmente importante en el líquido cefalorraquídeo) y del retinol.

La transtiretina, que tiene una vida media de aproximadamente 3-5 días, se usa como índice de desnutrición a medio plazo, mientras que la albúmina (vida media de aproximadamente 3 semanas) es un índice a largo plazo.

Deficiencia e hipervitaminosis

Gracias a la alta disponibilidad en el mundo de los alimentos y a la escasa cantidad que necesita el organismo, los estados carenciales están estrechamente vinculados a condiciones particulares (primera infancia, problemas de malabsorción, ingesta de anticoagulantes) y por lo demás son extremadamente raros.

UN deficiencia de vitamina K en la primera infancia se ve favorecida por la escasa capacidad de transporte de la placenta hacia esta vitamina, por la ausencia de producción bacteriana endógena en el recién nacido (debido a la esterilidad del tracto intestinal) y una posible cantidad reducida presente en la leche materna. Esta deficiencia puede provocar la "enfermedad hemorrágica clásica del recién nacido" (VKDB), que tiene una incidencia de 0,25 - 1,7 % pero cuyo riesgo se elimina casi por completo con la administración de vitamina K1 o complementando la dieta del lactante. .

En el niños y en adultos la deficiencia puede deberse a un estado de malabsorción debido a diversas patologías intestinales (enfermedad celíaca, colitis ulcerosa, fibrosis quística) oa un problema hepático con producción reducida de bilis.

Las manifestaciones derivadas de una deficiencia se refieren a las proteínas mencionadas: por tanto, pueden presentarse manifestaciones hemorrágicas de diversas entidades (desde petequias hasta hemorragias intracraneales), puede establecerse un estado osteoporótico (que en ocasiones precede sangrado), y finalmente pueden desarrollarse calcificaciones vasculares.

Un estado hemorrágico normalmente se investiga mediante pruebas PT (tiempo de protrombina) e aPTT (tiempo de tromboplastina parcial activada), que verifican la eficacia de la activación de las vías extrínseca e intrínseca de la cascada de coagulación, respectivamente. En el caso del déficit de vitamina K, aunque están implicadas ambas vías de activación (FVII y FIX, respectivamente las vías extrínseca e intrínseca), la prueba que alarga en duración es el tiempo de protrombina, mientras que el aPTT es, al menos inicialmente , de duración normal. Esto se debe al hecho de que el factor VII tiene una vida media extremadamente corta y, por lo tanto, es el primero en disminuir desde un punto de vista cuantitativo; posteriormente, el tiempo de tromboplastina parcial activada también se elevará.

En cuanto a un estado de hipervitaminosis Kque puede resultar en un sobredosis de suplementos o Konakion, o ingesta excesiva, no provoca ningún estado patológico en el caso de las vitaminas K1 y K2, mientras que uno se puede establecer anemia hemolítica debido al alto estrés oxidativo causado por los excesos de menadiona (vitamina K3).

Vitamina K y medicamentos

Como se mencionó, uno de los principales fármacos anticoagulantes, el warfarina (nombre comercial: Coumadin), es un inhibidor de la reconstitución de la vitamina K, y a través de este mecanismo actúa impidiendo el correcto desarrollo de la cascada de la coagulación. La warfarina se usa principalmente en condiciones de fibrilación auricular y trombosis venosa profunda para prevenir la formación de coágulos potencialmente mortales. Al contrario de lo que podría pensarse, no se ha encontrado correlación entre el uso prolongado de warfarina y un estado de osteoporosis.

El principio de funcionamiento de la warfarina también se aprovecha por el hecho de que puede contrarrestarse, en caso de hemorragia, mediante la administración de vitamina K (que, por tanto, actúa como antídoto); para la mayoría de los demás fármacos anticoagulantes, sin embargo, no se dispone de un antídoto.

Incluso los estados de deficiencia de vitamina K, y por tanto la presencia de sangrado, especialmente en el recién nacido, se tratan fácilmente con la administración de vitamina K.

La droga utilizada es Konakion, que es vitamina K.1, y se administra como profilaxis inmediatamente después del nacimiento mediante inyección intramuscular (1 mg) o mediante administración oral en gotas (2 mg). También se utiliza como complemento alimenticio en caso de deficiencia nutricional.

Etiquetas:

Copyright Esamievalori.com 2021

es_ESEspañol

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?