Prolapso mitral: causas, síntomas y terapia

Prolapso mitral

Que es el prolapso mitral

Con el término prolapso de la mitral se refiere a una anomalía en la que un colgajo o ambos solapas de la válvula mitral se mueven hacia Aurícula izquierda durante el sístole. Esta condición no compromete el funcionamiento de la válvula.
Repasando rápidamente la anatomía del corazón debemos recordar que el válvulas cardíacas hay cuatro: válvula mitral, válvula tricúspide, válvula pulmonar y válvula aórtica, todas tienen la función de dar unidireccional sangre respetando su trayectoria a lo largo del ciclo cardíaco marcado por la alternancia de sístole y diástole y compuesto de la siguiente manera:

  1. aurícula derecha
  2. válvula tricúspide
  3. ventrículo derecho
  4. válvula pulmonar
  5. livianos
  6. arterias pulmonares
  7. Aurícula izquierda
  8. la válvula mitral
  9. ventrículo izquierdo
  10. aorta
  11. cuerpo

Es fundamental que la sangre respete este ciclo para permitir el correcto aporte de oxígeno a todo nuestro organismo.
Más que una válvula mitral sería mejor hablar del aparato mitral, dada la complejidad de esta válvula cardíaca formada por:

  • anillo estructura flexible formada por tejido fibroso y muscular, que une la aurícula y el ventrículo izquierdo y sobre la que se insertan directamente las 2 aletas valvulares,
  • 2 aletas de válvula parte delantera y trasera,
  • 2 cúspides,
  • cordones de tendones que unen las trampillas de las válvulas a las 2 músculos papilares.
Válvula mitral o mitral

La válvula mitral. Autor: Patrick J. Lynch y C. Carl Jaffe Este archivo tiene la licencia Creative Commons Attribution 2.5 Generic.

En esta imagen se puede ver cómo en caso de prolapso el colgajo tiende a ir hacia la aurícula izquierda.

Prolapso mitral

Prolapso mitral: colgajo de los colgajos en la aurícula izquierda.

Epidemiología del prolapso mitral

Es una valvulopatía muy común (la predominio es aproximadamente 3%). Existe una prevalencia igual entre hombres y mujeres.

Clasificación del prolapso mitral

Hay varios clasificaciones para el prolapso mitral pero el más conocido y más utilizado es el de Carpentier, uno de los cirujanos cardíacos expertos en válvula mitral más conocidos y respetados del mundo y el de Barlow.

El primero clasificación es de 1980 Carpentier que, en función de la movilidad de los colgajos mitrales, distinguió el prolapso de la siguiente manera:

  • TIPO I: Insuficiencia mitral leve con movilidad normal del colgajo.
  • TIPO II: prolapso mitral en el que se acentúan los movimientos de los colgajos
  • TIPO III: restrictivo, los movimientos de los colgajos se reducen

Clasificación de Barlow de 1985:

  • Hinchazón (válvula saliente): las aletas de la válvula sobresalen ligeramente hacia el atrio;
  • Prolapso verdadero: los colgajos se mueven durante la sístole y aparece regurgitación;
  • Válvula floja (lit. Válvula hundida): protrusión de los colgajos en la aurícula izquierda mucho más pronunciada;
  • Flail Valve (lit. Válvula flotante): el caso más grave ocurre si hay una rotura de los cordones del tendón, por lo que la válvula ya no está anclada al músculo papilar.

Causas del prolapso mitral

Ahí porque El prolapso de la válvula mitral más común es el degeneración mixomatosa, que es la acumulación anómala de proteoglicanos a nivel de los colgajos valvulares y de los tendones de las cuerdas que conduce a su engrosamiento. El estiramiento de los cordones tendinosos produce prolapso y pérdida de la coaptación de los colgajos y puede causar regurgitación mitral. Un engrosamiento de los colgajos> o igual a 5 mm se considera el MVP clásico (Prolapso de la Válvula Mitral).

Entre los posibles causas de la válvula mitral prolapso mixomatoso hay dos tipos de enfermedades:

  • Síndrome de Barlow o síndrome de prolapso de la válvula mitral, valvulopatía presente principalmente en pacientes más jóvenes: hay una dilatación del anillo mitral y también redundancia y prolapso de varios segmentos;
  • Deficiencia fibroelástica, en pacientes mayores: suele afectar al colgajo posterior y se asocia a adelgazamiento y rotura de cordones.

los prolapso mitral congénito o primaria, que puede causar la mayoría de las complicaciones, parece tener una predisposición genética. También se investigó un posible modelo de herencia autosómico dominante.
El prolapso de la válvula mitral se puede considerar como parte de enfermedades del tejido conectivo como:

  • Síndrome de Marfan,
  • Síndrome de Ehlers-Danlos,
  • Pseudoxantoma elástico,
  • Distrofia miotónica

En prolapso secundario no hay alteraciones del tejido conectivo sino de las estructuras de la válvula como el anillo, los tendones de las cuerdas y los colgajos que provocan una desproporción con el ventrículo y por tanto el consiguiente prolapso.
Este tipo de prolapso afecta principalmente al mujer joven. La normalización de esta desproporción entre el tamaño del colgajo y el de la cavidad disminuye con la edad, por lo que la incidencia disminuye a medida que avanzan los años.
El prolapso secundario por lo general tiene poca importancia clínica y puede asociarse con insuficiencia mitral leve.

También puede asociarse con:

  • comunicación interauricular,
  • hipertiroidismo,
  • enfisema,
  • miocardiopatía hipertrófica.

Los síntomas del prolapso mitral

¿Cuáles son los principales síntomas del prolapso de la la válvula mitral? El prolapso mitral puede ser asintomático en la mayoría de los casos, el hallazgo es ocasional. En pacientes sintomáticos puede dar:

  • Palpitaciones;
  • Dolor de pecho atípico;
  • Arritmias, incluidas taquiarritmias supraventriculares, ventriculares y bradiarritmias; La muerte súbita cardíaca es una complicación rara que ocurre en <2% de pacientes después de un seguimiento a largo plazo.

En el caso de que el prolapso provoque regurgitación, es posible que se presenten síntomas de insuficiencia valvular como disnea y edema pulmonar.

Signos de prolapso mitral

En la inspección hay una alta incidencia de pecho excavar (pectus excavatum, esternón hacia adentro, hacia la columna).

A nivel auscultatorio, por otro lado: clic mesodiastólico asociado con un soplo sistólico si también hay insuficiencia mitral. El clic es causado por la tensión repentina de la valva de la válvula y el cordón del tendón correspondiente que se tira hacia la aurícula.

Los cambios hemodinámicos causados por afecciones que disminuyen el tamaño del ventrículo izquierdo (disminución del retorno venoso, aumento de la contractilidad o reducción del volumen sistémico) provocan un inicio temprano del prolapso, un clic más temprano de lo normal y una mayor duración del soplo. Estos cambios se pueden sentir a través de la maniobra de Valsava u ocurrir con la deshidratación y la ingesta de nitrito de amilo.

En cambio, el aumento de tamaño del ventrículo izquierdo (si aumenta el retorno venoso, la contractilidad disminuye) hace que aparezcan chasquidos y soplos más tarde en la sístole. Esto puede ocurrir a través de la infusión de fenilefrina o en cuclillas.
La presencia de un clic que responde a maniobras de provocación es suficiente para el diagnóstico de prolapso, incluso si el ecocardiograma no es diagnóstico.

Complicaciones del prolapso mitral

Entre las diversas complicaciones del prolapso mitral podemos considerar:

  • endocarditis infecciosa;
  • arritmia;
  • Rompiendo la cuerda, el mas espantoso

Diagnóstico del prolapso mitral

Ecocardiografía

Ecocardiografía (ecocardiograma o ultrasonido del corazón) es la prueba diagnóstica por excelencia.

En ecocardiografía El prolapso 2D se define como un desplazamiento> 2 mm de uno o ambos colgajos en la aurícula izquierda durante la sístole en las proyecciones paraesternal y apical del eje largo; en caso de prolapso primario es posible observar un aumento del grosor de los colgajos (> 5 mm) y colgajos y cordones redundantes. Si hay insuficiencia mitral, la ecocardiografía Doppler nos mostrará la presencia y gravedad de la insuficiencia.

En los videos podemos ver imágenes de eco Doppler color de un prolapso de válvula mitral mixomatosa.

Otros exámenes

Electrocardiograma (ECG) e Radiografía de pecho (radiografía de tórax) suelen ser normales.

Embarazo y deporte

Antes de abordar la terapia del prolapso es bueno detenernos en dos situaciones en las que consideramos un corazón con prolapso mitral que sufre una sobrecarga de volumen:

  • Prolapso mitral y embarazo: una mujer embarazada tiene más sangre de lo normal en circulación, pero este aumento de volumen no afecta el prolapso, ya que no existe una relación causal entre la gravedad del prolapso y el aumento del gasto cardíaco.
  • Prolapso mitral y deporte: no hay contraindicación para la práctica de deportes, ya que no es el mayor esfuerzo lo que provoca un empeoramiento del prolapso.

Si te encuentras en una de las dos situaciones que acabamos de mencionar, solo necesitas realizar controles cardiológicos periódicamente para evaluar la evolución del prolapso a lo largo del tiempo; obviamente para una mujer embarazada los controles serán más cercanos.

Terapia de prolapso mitral

No hay uno cuidado único, pero depende de las diferentes situaciones. La mayoría de los pacientes con PVM tienen un pronóstico benigno y solo se debe realizar un seguimiento periódico.
En los últimos años se han realizado numerosos estudios sobre la necesidad de una profilaxis para endocarditis y se ha visto que el riesgo de contraer endocarditis es menor que el riesgo de eventos adversos asociados con la toma de antibióticos.

En las guías, la indicación de profilaxis sigue siendo para aquellos con una prótesis valvular mecánica o biológica.

Aproximadamente 10-15% de pacientes, particularmente con colgajos engrosados y redundantes, pueden desarrollar regurgitación mitral.

Los pacientes con evidencia de MVP primario deben evitar situaciones que puedan aumentar la tensión en la cuerda, como levantar repentinamente pesos pesados.

En pacientes que tienen en anamnesis AIT (ataque isquémico transitorio) está indicada la terapia antiplaquetaria (p. ej., con aspirina, ácido acetilsalicílico). Las pautas también recomiendan la aspirina para pacientes con prolapso que no tienen evidencia de regurgitación mitral, fibrilación auricular, trombo en la aurícula izquierda o evidencia ecocardiográfica de engrosamiento o redundancia de las valvas de la válvula.
En cualquier caso, se recomienda una terapia anticoagulante prolongada con warfarina si existen factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

En pacientes con palpitaciones Se recomienda abstenerse de cafeína, alcohol y tabaco. Los betabloqueantes son útiles para las contracciones auriculares y ventriculares prematuras y, a menudo, alivian los síntomas.

En caso de palpitaciones persistentes, se recomienda una monitorización ecocardiográfica continua. Allí taquicardia ventricular es una indicación para realizar una prueba electrofisiológica para evaluar el riesgo de muerte súbita y la posible implantación de un desfibrilador.

Se trata de un intervención de reparar o reemplazo válvula mitral se encuentran en los casos más graves de enfermedad cardíaca, en los que el prolapso de la válvula mitral conduce a insuficiencia cardíaca grave.

 

 

Etiquetas:

Copyright Esamievalori.com 2021

es_ESEspañol

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?