RESONANCIA MAGNÉTICA - RM con y sin medio de contraste: coste, riesgos y contraindicaciones

Resonancia magnética o resonancia magnética

¿Qué es la resonancia magnética?

Ahí resonancia magnetica (RM), también llamado resonancia magnética nuclear (RMN), es un método de imagen avanzado, muy caro y con largos tiempos de ejecución, que varían según la parte del cuerpo examinada. No utiliza radiación ionizante, sino campos magnéticos y ondas de radio. Los principios de funcionamiento de la resonancia magnética son extremadamente más complejos que los otros métodos principales de obtención de imágenes y se tratarán aquí de forma simplificada para hacerlos más comprensibles.

¿Cómo funciona la resonancia mangética? Principios físicos

La resonancia magnética basa su funcionamiento en el análisis de los átomos de hidrógeno de nuestro cuerpo. En condiciones normales, todos los átomos de hidrógeno del cuerpo humano giran con su protón central de forma aleatoria, generando un pequeño campo magnético.
En resonancia magnética, utilizando un campo magnético externo, se influye en el campo magnético de los átomos de hidrógeno del cuerpo. Al hacerlo, todos los átomos en rotación aleatoria asumen una rotación en la misma dirección que el campo magnético externo.

En este punto, se suministra energía al sistema, perturbando el campo magnético con radiofrecuencias. Una vez finalizada la exposición del cuerpo a la radiofrecuencia, los protones así estimulados liberan la energía adquirida en forma de señal electromagnética, que luego de ser capturado por detectores especiales, forma la imagen.
La imagen resultante está en blanco y negro. En resonancia, los tejidos que son de color blanco se denominan hiperintensos, mientras que los tejidos negros son hipointensos. Estas características no dependen de la densidad de los tejidos, sino del tiempo necesario para devolver la energía tras el cese de la radiofrecuencia (T1) y tras el cese de la exposición al campo magnético (T2).

Con base en los tiempos anteriores, cada resonancia magnética consta de al menos dos secuencias de imágenes complementarias: secuencias ponderadas en T1 y secuencias ponderadas en T2. Las diferencias están relacionadas con la intensidad de la señal de los tejidos examinados:

  • En las secuencias T1, los líquidos (orina, líquido cefalorraquídeo) aparecen de color negro, blanco graso, gris muscular y negro líquido inflamatorio.
  • En las secuencias T2, los líquidos (orina, líquido cefalorraquídeo) aparecen de color blanco, gris claro graso, gris oscuro muscular y blanco líquido inflamatorio.

El uso de los dos tipos de secuencias permite diferenciar mejor los tejidos examinados. Para distinguir una secuencia T1 de una secuencia T2, se observa el líquido cefalorraquídeo: será negro en T1 y blanco en T2.
Además de estas dos secuencias básicas, se han introducido otras mediante procesamiento informático. El ejemplo más importante es la secuencia FLAIR, una secuencia T2 en la que el color blanco del líquido cefalorraquídeo se atenúa, mientras que los componentes inflamatorios permanecen blancos. Hace que sea mucho más fácil identificar enfermedades del sistema nervioso central. Existen otros tipos de secuencias obtenidas de forma similar.

resonancia magnética nuclear abierta

Resonancia magnética nuclear abierta, utilizada en personas que padecen claustrofobia.

Contraste medio

Aunque el uso de varios tipos diferentes de secuencias permite que la resonancia visualice todos los tejidos con gran detalle, en ocasiones todavía es necesario utilizar el medio de contraste para una mayor definición. El primer medio de contraste introducido en resonancia, todavía utilizado hoy en día, fue el gadolinio, elemento químico que se administra por vía intravenosa y que hace que las estructuras vasculares y los órganos asuman una fuerte hiperintensidad. Es un agente de contraste quelado, es decir, administrado en forma ligada a sustancias que facilitan su eliminación y reducen su toxicidad.

En la actualidad, también existen agentes de contraste hepatoespecíficos, específicos para el estudio del hígado, que son captados selectivamente por las células hepáticas. Se trata de sustancias a base de gadolinio o manganeso, que permiten identificar incluso lesiones tumorales muy pequeñas en el hígado, y que representan la primera opción para el estudio de metástasis, tumores o adenomas hepáticos.

Como se mencionó anteriormente, los medios de contraste utilizados en resonancia están unidos a sustancias quelantes y, por lo tanto, se consideran mucho menos tóxicos y riesgosos que los medios de contraste utilizados en TC. Las únicas contraindicaciones para su uso son, por tanto, la alergia conocida y la insuficiencia renal grave, que puede provocar la aparición de fibrosis sistémica nefrogénica como complicación. En un estudio en el que participaron 10608 pacientes que se sometieron a RM con contraste, las reacciones adversas fueron 32 (0,3%), de estas solo 3 reacciones fueron graves. Las reacciones adversas más frecuentes fueron erupción cutánea y urticaria.

 

Empleos

Los principales usos de la resonancia son:

  • El estudio del sistema musculoesquelético. La resonancia magnética está especialmente indicada para problemas articulares que afecten a la espalda (columna cervical y sacra lumbar), hombro, rodilla, tobillo, las articulaciones más frecuentemente sometidas a este examen. Se reconocen lesiones de tendones, músculos, ligamentos y meniscos. En particular, las lesiones de los meniscos no son visibles con ningún otro método. Estos exámenes son esenciales en traumatología para un diagnóstico preciso y la preparación para la cirugía.
  • El estudio del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). El cerebro y otras partes de la cabeza también son visibles en la TC, pero con una resolución mucho menor. La tomografía computarizada de cerebro se utiliza principalmente en emergencias como el ictus debido a su rapidez, pero la resonancia cerebral mangética (resonancia magnética cerebral) permite un estudio exhaustivo incluso si se enfrentan a tiempos más largos. Es la mejor alternativa para visualizar tumores cerebrales u otras masas que ocupan espacio. A nivel de la médula espinal es ideal para estudiar la posible compresión de los nervios relacionados con las hernias de disco.
  • En algunos casos se puede utilizar como complemento diagnóstico a la ecografía o mamografía, para el estudio de la mama (RM mamaria), habitualmente en pacientes de alto riesgo, con familiaridad conocida de enfermedades mamarias o en el caso en que los otros métodos proporcionen resultados claros.
  • Cada vez es más importante en el estudio de las lesiones hepáticas (resonancia magnética abdominal o RM abdominal), también gracias a los medios de contraste hepatoespecíficos. El estudio del hígado en resonancia alcanza tal precisión que, en algunos casos de lesión hepática típica, el diagnóstico se puede realizar únicamente a partir de las imágenes, sin más pruebas de biopsia. La colangiografía por resonancia magnética también se realiza para estudiar la vía biliar hepática, en caso de cálculos o tumores que impidan la salida de la bilis. También es útil para el estudio del páncreas.
  • Se puede utilizar para el estudio del corazón (resonancia magnética cardíaca o resonancia magnética cardíaca), especialmente junto con otros métodos como la ecocardiografía y la cardio-TC, en caso de miocarditis, después de un infarto, para trastornos congénitos o sobrecargas de hierro.
  • La MRA se puede realizar para estudiar los vasos del cuerpo, para buscar estenosis o aneurismas. Sin embargo, es necesario el uso de medios de contraste.

Resonancia mangética funcional

La resonancia magnética funcional (o fMRI) es un tipo particular de resonancia magnética que se utiliza para fines clínicos y de investigación, que se utiliza en neurorradiología para resaltar qué áreas del cerebro se activan durante la ejecución de una determinada tarea (como pensar, leer, hablar o mover una mano). Requiere mucha colaboración entre el médico y el paciente, quien deberá realizar determinadas tareas de forma coordinada para llevar a cabo el procedimiento.

Imagen adquirida durante una angiografía por resonancia magnética, que muestra el círculo o polígono de Willis y toda la vascularización cerebral.

Resonancia magnética multiparamétrica

Es un tipo especial de resonancia magnetica, que aprovecha la adquisición de secuencias dinámicas tras la administración de medio de contraste, habitualmente gadolinio. Es una técnica innovadora por tratarse de imagen funcional, similar a la PET. En resonancia multiparamétrica se estudia dinámicamente la absorción del medio de contraste por los tejidos tumorales. Esto permite tener imágenes de muy alta resolución y una sensibilidad muy alta. Allí resonancia multiparamétrica hoy en día se aplica cada vez más en el diagnóstico de cáncer de próstata, porque permite diagnosticar tumores cada vez más pequeños que escaparían a la resonancia convencional. También es útil para planificar cualquier intervención y para realizar biopsias cada vez más precisas.

Comparación con otros métodos radiológicos

  • En comparación con los rayos X, la resonancia permite que las estructuras se vean con mucha mayor precisión, sin exposición a radiación ionizante. Sin embargo, dado que es un examen costoso, nunca se realiza en primera instancia, a diferencia de la radiografía, que es un examen de primer nivel.
  • En comparación con el ultrasonido, la resonancia permite visualizar las estructuras con mayor detalle, no es un método cuya efectividad dependa de la experiencia del operador a diferencia del ultrasonido. Sin embargo, en cuanto a la radiografía, la ecografía también es un método de primer nivel, ya que es de bajo costo, está ampliamente disponible y se puede ejecutar rápidamente. Ambos no exponen el cuerpo a radiaciones ionizantes.
  • En comparación con la TC, la precisión y el detalle de las imágenes es similar. Sin embargo, los dos métodos tienen aplicaciones diferentes: la TC se puede realizar fácilmente en una emergencia, a diferencia de la RM. Sin embargo, la TC se expone a la radiación ionizante, la RM no. La resonancia sin duda permite una mejor visualización del aparato musculotendinoso (pero no del hueso, mejor visualizado en la TC), del cerebro y de la médula espinal. Por estas razones, los dos métodos a menudo deben realizarse como complementarios.

Contraindicaciones y limitaciones.

Existe riesgos o contraindicaciones en someterse a una resonancia magnética? Las contraindicaciones reales de la resonancia magnética son pocas. La mayor contraindicación es la presencia de marcapasos, esto se debe a que la interacción de objetos metálicos con el campo magnético de la resonancia puede ser peligrosa. Por el mismo motivo, otros cuerpos metálicos como astillas presentes en el cuerpo tras accidentes, tintas de tatuajes muy antiguos, prótesis articulares o medios de síntesis muy antiguos pueden contraindicar la exploración.

Las prótesis, los medios de síntesis y las válvulas cardíacas mecánicas más modernas están fabricadas con materiales metálicos paramagnéticos (titanio), que no interactúan con los campos magnéticos y se consideran seguros. Ante la presencia de cualquier prótesis, clip o dispositivo eléctrico o mecánico implantado, siempre es recomendable informarlo al radiólogo encargado de realizar la resonancia. Cabe señalar también que la presencia de estos implantes altera parcialmente la imagen adquirida en resonancia, por lo que las regiones vecinas no son examinables por la aparición de artefactos.

La ejecución de resonancia magnética con agente de contraste está contraindicado en pacientes con alergia conocida o en pacientes que padecen insuficiencia renal grave. La resonancia magnética es un examen que requiere mucho tiempo y que requiere que el paciente permanezca quieto durante mucho tiempo durante la adquisición de imágenes. Cualquier movimiento puede provocar artefactos en la imagen que, por tanto, serán de menor calidad. No existen contraindicaciones para la ejecución de Imágenes por resonancia magnética en mujeres embarazadas.. En pacientes embarazadas se debe evaluar cuidadosamente la administración de medio de contraste, ya que no está probada la seguridad del gadolinio en el embarazo. Sin embargo, si es necesario para la salud de la madre, se puede realizar el examen.

El aparato en el que se realiza la resonancia es un tubo cerrado, esto puede ser problemático en personas ansiosas o que sufren claustrofobia. Sin embargo, hay dispositivos disponibles para resonancia magnética abierta que resuelven este problema, incluso si tienen una resolución más baja que el clásico resonancia magnética cerrada. En pacientes claustrofóbicos o en todos aquellos pacientes con problemas que impidan una adecuada inmovilidad durante la exploración, se puede proponer la sedación para asegurar un mejor resultado.

Costo de la resonancia magnética en los sectores público y privado

¿Cuánto cuesta una resonancia magnética? Independientemente de los exámenes realizados en hospitales o en estructuras afiliadas, el coste de la resonancia magnética depende de los ingresos declarados: el coste será por tanto de 36,15 euros para ingresos inferiores a 36,152 euros, 50 euros para ingresos entre 36,153 y 100.000 euros y finalmente 70 euros para rentas superiores a 100.000 euros.

En cuanto a las resonancias magnéticas realizadas en clínicas y centros privados, el coste es variable y suele estar entre 200 euros y 400 euros.

Fuentes:

- Medios de contraste paramagnéticos y hepatoespecíficos Dr. F. Mastrapasqua UO Hospital de Radiodiagnóstico de Vaio
-Fibrosis sistémica nefrogénica y gadolinio, boletín AIFA 2008
-Reacciones adversas inmediatas a los medios de contraste de RM basados en gadolinio: un análisis retrospectivo de 10.608 exámenes, Vincenza Granata, Marco Cascella, Roberta Fusco et al.

Etiquetas:

Copyright Esamievalori.com 2021

es_ESEspañol

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?