AST o GOT ALTE - AMINOTRASFERASA DE ASPARTATO ALTO

Aspartato aminotransferasa (AST o GOT) es una enzima que se encuentra principalmente en el hígado y los riñones. Los comentarios de AST alto en el contexto de altas transaminasas es indicativo de la presencia de un dañar hepático.

Normalmente, hay valores bastante bajos de AST en la sangre. El hallazgo de un Aumento de AST, y transaminasas en general, es una indicación de la presencia de una agresión que está causando daño al hígado.

AST, junto con ALT, también se usa para detectar y / o monitorear la enfermedad hepática aguda o crónica. La aspartato aminotransferasa (también llamada AST, GOT o GOT) generalmente se mide junto con otra transaminasa, la alanina aminotransferasa (también llamada ALT, GPT o GPT) como parte de un "paquete" de pruebas dirigidas a para evaluar la función hepática, para determinar el origen y la extensión de cualquier daño al tejido hepático.

¿Qué es AST o GOT?

Cuales son los transaminasas? que es eso el AST? AST es una de las transaminasas, es una enzima que se encuentra principalmente en el hígado y los riñones. Como ya se mencionó, también se conoce como GOT, GOT, aspartato aminotransferasa, p-AST o s-AST.

L 'AST es un poco menos específico para detectar daño hepático que la ALT, ya que la aspartato aminotransferasa AST se encuentra en muchos órganos además del hígado (corazón, riñones ...) y su aumento no es necesariamente un signo de daño hepático. La alanina amiotransferasa ALT, por otro lado, se encuentra principalmente en el hígado y tiene un tiempo de residencia más prolongado en la sangre.

En algunas enfermedades del hígado, la AST es más alta que la ALT, por ejemplo, en la lesión hepática por abuso de alcohol, en cirrosis y carcinoma hepatocelular. En particular, una proporción de AST a ALT mayor de 2 es indicativa de daño por alcohol, y una proporción de AST / ALT mayor de 3 es muy sugestivo de daño agudo por alcohol.

¿Qué hace AST? AST como ya se mencionó es una enzima, que cataliza (catalizar significa aumentar la velocidad y efectividad de la reacción) la conversión de aspartato y α-cetoglutarato en glutamato, de acuerdo con la siguiente fórmula

Aspartato (Asp) + α-cetoglutarato ⇌ oxalacetato + glutamato (Glu)

La síntesis de AST, y en general la síntesis de transaminasas, depende de la vitamina B6 (piridoxina) y por tanto se encuentra disminuida en todas aquellas situaciones en las que existe una baja vitamina B6, como en la desnutrición, insuficiencia renal grave y cirrosis hepática avanzada. .

[sz-gplus-page type = "standard" width = "auto" align = "none" layout = "landscape" theme = "dark" cover = "true" tagline = "true" publisher = "false" /]

Valores normales de AST o GOT

Los niveles de referencia normales para AST aspartato transaminasa son:

  • Valores normales de AST en hombres: 6-34 UI / L (Unidades Internacionales por Litro)
  • Valores normales de AST en mujeres: 8-40 UI / L (Unidades Internacionales por Litro)

Causas de AST o GOT altos: alanina aminotransferasa alta

Hay una serie de condiciones asociadas con el hallazgo de tengo transaminasas y alto gpt, especialmente altos niveles de AST. A continuación, se enumeran las causas más comunes de un aumento de AST y ALT.

Niveles muy altos de transaminasas

  • Daño hepático agudo: L 'hepatitis aguda es una inflamación aguda del hígado, que puede conducir a un simple aumento de los índices de tranasminasa (GPT / GOT o ALT / AST) y de colestasis (GGT / ALP), pero también a un deterioro de la función de síntesis de proteínas del hígado, hasta insuficiencia hepática terminal. Las principales formas de hepatitis aguda son hepatitis viral agudaprincipalmente hepatitis HAV, HEV y HBV, hepatitis VHC mucho más rara), l'hepatitis alcohólica aguda, hepatitis por sustancias comohepatitis inducida por medicamentos (por ejemplo, paracetamol) olhepatitis por hongos (por ejemplo, amanita phalloides.) y elhepatitis autoinmune en la fase aguda. Los niveles de transaminasas no están necesariamente correlacionados con el pronóstico, es decir, paradójicamente, los pacientes con un aumento significativo de AST y ALT podrían tener una resolución completa del problema sin secuelas, mientras que las personas con alteraciones mínimas de las transaminasas ya podrían ocultar una enfermedad hepática avanzada. Nota: en la hepatitis aguda, los niveles de AST generalmente permanecen elevados durante aproximadamente 1 a 2 meses, y puede llevar hasta 3 a 6 meses volver a la normalidad.
  • Necrosis tumoral: por ejemplo, en presencia de un tumor primario del hígado (hepatocarcinoma o HCC) o metástasis secundarias de otras neoplasias (especialmente próstata y colon).

Niveles de transaminasas moderadamente elevados

Las condiciones asociadas con niveles moderados en cambio AST elevado Son los siguientes:

  • Enfermedad cronica del higado (hepatitis viral crónica como hepatitis crónica por VHC, hepatitis crónica por VHB con o sin coinfección por HDV, enfermedad hepática alcohólica crónica, hemocromatosis, enfermedad hepática autoinmune). En la hepatitis crónica, los niveles de AST no suelen superar 3 o 4 veces el umbral normal.
  • Abuso de alcohol con una ingesta de más de 3 unidades alcohólicas por día (una unidad alcohólica corresponde más o menos a una copa de vino, una cerveza pequeña o una copa de licor)
  • Colestasis (por ejemplo, cuando un cálculo ocluye el tracto biliar, provocando un aumento importante de GGT, ALP y bilirrubinemia, pero a menudo solo un aumento modesto de GOT y GPT). También sigue pancreatitis Puede haber colestasis coexistente y
  • Daño cardiaco (infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca como en un episodio de insuficiencia cardíaca): en el infarto agudo de corazón, las transaminasas se liberan para dañar el músculo cardíaco, pero también para el posible daño isquémico secundario a la hipoentrada de sangre en el hígado. En la insuficiencia cardíaca, por otro lado, la principal causa de liberación de transaminasas es el sufrimiento hepático relacionado con la congestión de la sangre venosa que no se bombea lo suficiente y se estanca aguas arriba del ventrículo derecho (hígado por estasis).
  • Daño renal agudo: en la insuficiencia renal aguda (LRA, lesión renal aguda) puede haber un aumento de las enzimas hepáticas, en parte debido a la liberación del parénquima renal, en parte debido a la eliminación reducida de las que ya están presentes en la sangre.
  • Daños o lesiones musculares: en caso de esfuerzo físico intenso o traumatismo muscular, puede haber un aumento de las transaminasas ALT y AST.
  • Hemólisis: cuando, por diversas razones, se destruyen tantos glóbulos rojos circulantes en poco tiempo, puede haber un aumento de la bilirrubina y, con menor frecuencia, también de los índices de transaminasas y colestasis,
  • Golpe de calor: En un golpe de calor, si es muy intenso, puede haber daño tisular con liberación de alanina aminotransferasa y apsartato transaminasa (ALT y AST).
  • Alto consumo de vitamina A
  • Leptospirosis: La leptospirosis es una enfermedad infecciosa causada por bacterias del género Leptospira y se denomina fiebre de campo, fiebre de las zanjas o fiebre de los siete días. Se contrae cuando entra en contacto con agua contaminada con heces u orina de roedores u otros animales infectados. El modo típico de infección es bañarse en agua estancada. En la fase aguda simula una hepatitis viral y provoca un aumento de las transaminasas.
  • Mononucleosis: infección secundaria al virus de Epstein Barr (VEB), también puede afectar temporalmente al hígado y al bazo, agrandando su volumen y provocando un aumento de las transaminasas.
  • Infección por citomegalovirus por CMV: Al igual que con la mononucleosis, el CMV también puede afectar el hígado y causar niveles elevados de GPT y GOT.

¿El artículo está resolviendo algunas de tus dudas? ¡Da tu +1!

[sz-gplus-one size = "tail" align = "center" annotation = "bubble" /]

Niveles de transaminasas levemente elevados

Condiciones asociadas con solo altos niveles de ALT Son los siguientes:

  • Hígado graso: también llamado hígado graso, refleja un aumento de los lípidos intrahepáticos.
  • Uso moderado de alcohol sin exceder de 3 unidades alcohólicas por día.
  • Cirrosis hepática de baja actividad..
  • El embarazo: Los AST en el embarazo suelen permanecer normales o disminuyen un poco. No obstante, el hallazgo de altas transaminasas en embarazos es frecuente, ya menudo benigno, vinculado al aumento de peso con la consiguiente enfermedad del hígado graso durante la gestación. En cualquier caso, en el caso de transaminasas altas de AST y ALT durante el embarazo, el médico tratante o ginecólogo siempre debe ser notificado e investigado de inmediato para identificar la causa.
  • Enfermedad celíaca: la enfermedad celíaca se diagnostica a menudo tras las investigaciones realizadas para el hallazgo de transaminasas elevadas. Aunque el daño orgánico en la enfermedad celíaca no es hepático sino intestinal, no es raro tener aumentos moderados de ALT y ALT durante la enfermedad celíaca.

Fármacos y AST alto - GOT alto - aspartato aminotransferasa alto

LA medicamentos ¿Cómo pueden causar un aumento de ALT y AST?

El daño hepatocelular causado por fármacos puede ser transitorio y / o leve, pero también muy grave y de carácter definitivo.

Aquí hay una lista de medicamentos muy comunes que pueden hacer que aumenten los niveles de ALT y AST:

  • Paracetamol: el paracetamol es el ingrediente activo de la famosa Tachipirina. La hepatotoxicidad del paracetamol se debe al metabolito tóxico NAPQI, generado por el citocromo P-450-2E1. El alcohol y otras drogas inducen el citocromo P-450-2E1 y pueden contribuir a aumentar la gravedad de la agresión tóxica. En adultos, una dosis de paracetamol superior a 8 g es capaz de producir necrosis hepática. Sin embargo, incluso dosis de 4 a 8 g al día pueden producir daño hepático en personas con problemas de alcohol o en personas con enfermedad hepática.
  • Amoxicilina: La amoxicilina es uno de los antibióticos más conocidos y utilizados en el mundo. La amoxicilina provoca un aumento moderado de los niveles de AST y ALT. Terapia continua con amoxicilina (cuyo nombre comercial más famoso es el Augmentin) Se han notificado varios tipos de disfunción hepática, con ictericia, colestasis hepática y hepatitis aguda.
  • Amiodarona: La amiodarona puede causar insuficiencia hepática hasta en 50 % de los casos. El tipo de daño hepático causado por la amiodarona varía desde una alteración aislada de GPT y GOT (es decir, transaminasas AST y ALT) sin daño hepático permanente real, hasta hepatitis fulminante, que afortunadamente es muy rara. La hepatotoxicidad (daño hepático) generalmente se desarrolla un año después de comenzar la terapia con amiodarona, aunque las transaminasas altas no son infrecuentes incluso después de unas pocas semanas de terapia. Por lo general, el daño mediado por la amiodarona (el nombre comercial más famoso es Cordarone) depende de la dosis, es decir, aumenta con el aumento de la dosis global de amiodarona tomada durante el tratamiento, y tiene un efecto hepatotóxico directo.
  • Clorpromazina: la clorpromazina es un neuroléptico de fenotiazina y es un fármaco que encuentra su lugar en el tratamiento de la esquizofrenia (el nombre comercial más conocido es Largactil). El daño hepático por clorpromazina se caracteriza por un aumento de los índices de colestasis (GGT y ALP, o gamma-glutamil transpeptidasa y fosfatasa alcalina) con posible ictericia cutánea, mucho mayor que el aumento de transaminasas, que también puede ser normal. La mayoría de los casos ocurren de 2 a 4 semanas después de comenzar la terapia.
  • Ciprofloxacina: el ciprofloxacino es un antibiótico que pertenece a la clase de las quinolonas y se conoce con el nombre comercial de Ciproxina. Estos antibióticos pueden causar daño colestásico con aumento de los índices de colestasis y bilirrubina, y la consecuente ictericia. Aproximadamente el 2% de los pacientes que toman ciprofloxacina tienen niveles elevados de ALT o AST durante la terapia, que se normalizan al finalizar la terapia.
  • Diclofenaco: el diclofenaco es el ingrediente activo del conocido Voltaren. Puede causar elevación de las transaminasas ALT y AST, especialmente en mujeres mayores que parecen ser más propensas al daño hepático antiinflamatorio (AINE). Se encuentran altas transaminasas en aproximadamente 15% de pacientes tratados con diclofenaco. Las elevaciones significativas de ALT o AST (es decir, más de 3 veces el límite superior de la normalidad) afectan aproximadamente al 2% de los pacientes durante los primeros 2 meses de tratamiento.
  • Eritromicina: la eritromicina es un antibiótico, todavía muy utilizado en niños, un poco menos en adultos puede provocar disfunciones hepáticas, incluido un aumento de los niveles enzimáticos hepáticos de AST (GOT) y ALT (GPT), así como hepatitis colestásica con aumento de GGT, ALP y bilirrubina total y fraccionada. Una reacción colestásica (es decir, con estancamiento de la bilis, que se manifiesta principalmente por un aumento de bilirrubina, GGT y ALP) es el efecto adverso más común, que generalmente comienza dentro de las 2-3 semanas posteriores al inicio del tratamiento.
  • Fluconazol: fluconazol, conocido con el nombre comercial de Diflucan, es un fármaco antifúngico, comúnmente utilizado, por ejemplo, para combatir la cándida urinaria o genital. El espectro de anomalías de la función hepática varía desde cambios mínimos, como un ligero aumento transitorio de los niveles de transaminasas, hasta la aparición de hepatitis, colestasis e insuficiencia hepática fulminante.
  • Isoniazida La isoniazida es un fármaco antituberculoso: durante la terapia con isoniazida no es infrecuente encontrar alteraciones en la función hepática, hasta hepatitis fulminante grave, potencialmente mortal. El riesgo de desarrollar hepatitis está relacionado con la edad, con una incidencia de 8 casos por 1000 en personas mayores de 65 años. Además, el riesgo de hepatitis aumenta si hay un consumo diario significativo de alcohol. Se produce un deterioro leve de la función hepática o un aumento transitorio de los niveles de transaminasas séricas en 10-20% de los pacientes que toman isoniazida. En la mayoría de los casos, los niveles de enzima regresan al rango de referencia sin que sea necesario suspender el medicamento. De vez en cuando, sin embargo, se produce un daño que progresa cada vez más. Para esto, las personas que están tomando isoniazida deben ser controladas de cerca con análisis de sangre a intervalos mensuales. Especialmente para las personas mayores de 35 años, las enzimas hepáticas deben medirse antes de comenzar la terapia y luego periódicamente durante el tratamiento.
  • Metildopa: La metildopa es un fármaco antihipertensivo, contraindicado para personas con enfermedad hepática. Actualmente está un poco fuera de uso, se suele utilizar en mujeres embarazadas. Durante el tratamiento con metildopa, se debe realizar un control periódico de la función hepática durante las primeras 6-12 semanas de tratamiento.
  • Anticonceptivos orales: Los anticonceptivos orales pueden causar colestasis intrahepática con picazón e ictericia. Las pacientes con antecedentes de ictericia idiopática durante el embarazo, o que tuvieron prurito severo durante el embarazo, o antecedentes familiares positivos de estos trastornos son más susceptibles al daño hepático.
  • Estatinas: las estatinas, más correctamente llamadas inhibidores de la HMG-CoA reductasa, son fármacos que se utilizan para controlar las grasas en la sangre y, en particular, colesterol. Las estatinas más utilizadas son simvastatina es atorvastatina. El uso de estatinas a menudo se asocia con una función hepática anormal, así como con un aumento frecuente de la creatinina quinasa (CPK), un indicador de daño muscular. Una alteración moderada en los niveles de transaminasas séricas (menos de 3 veces el límite superior del rango de referencia) se encuentra a menudo después del inicio de la terapia y, en cualquier caso, a menudo es transitoria. El hallazgo de transaminasas AST y ALT moderadamente elevadas no se acompaña de ningún síntoma y, por lo general, no requiere la interrupción del tratamiento. Se produce un aumento persistente de los niveles de transaminasas séricas (más de 3 veces el límite superior del rango de referencia) en aproximadamente 1% de pacientes.
  • Rifampicina: La rifampicina es un antibiótico además de antituberculoso y generalmente se administra junto con isoniazida. La rifampicina también puede causar daño hepático, generalmente leve, con elevación de ALT y AST. En pacientes que toman rifampicina con otros agentes hepatotóxicos, se han producido episodios de ictericia, insuficiencia hepática y, en algunos casos, incluso la muerte. Por esta razón, es apropiada una monitorización cuidadosa de la función hepática de GPT y GOT (ALT y AST) en pacientes que reciben rifampicina.
  • Ácido valproico y valproato de sodio: El ácido valproico generalmente causa enfermedad del hígado graso y no es raro notar una elevación de las transaminasas AST y ALT durante el tratamiento. Este medicamento no debe administrarse a pacientes con enfermedad hepática activa.
  • Productos a base de hierbas: muy peligrosos ya que a menudo se subestiman y no se consideran potencialmente dañinos. En realidad, pueden contener sustancias hepatotóxicas y, al no considerarse medicamentos, a menudo no se informan en la etiqueta, o si se informan, sin embargo, se desconocen las dosis.

AST alto - Síntomas de GOT alto - Síntomas de aspartato aminotransferasa alto

¿Cuáles son los síntomas de una aspartato aminotransferasa alta? Los síntomas de AST alto son aquellos que sugieren una enfermedad hepática u otro órgano que puede liberar transaminasas, como:

  • Astenia (debilidad y fatiga fácil)
  • Pérdida de apetito (hiporxia o anorrxia)
  • Náuseas y / o vómitos, típicamente caracteriza la hepatitis aguda, pero también las infecciones virales como la mononucleosis y el CMV.
  • Inflamación abdominal, que podría ser hinchazón o la acumulación inicial de líquido en el abdomen (ascitis).
  • Dolor abdominal, freuqnete en pacientes con cirrosis y ascitis debido a la alta incidencia de infecciones urinarias y peritoneales
  • Decoloración amarilla de los ojos y la piel (ictericia escleral y cutánea)
  • Orina oscura (color cola)
  • Heces de color claro (grisáceas, como arcilla)
  • Heces muy oscuras (negruzcas, tipo café molido)
  • Prurito (debido al aumento de sales biliares en la circulación)
  • Cambios de comportamiento, confusión, somnolencia diurna e insomnio durante la noche.
  • Dolor de pecho, dificultad para respirar, necesidad de dormir con dos o tres almohadas, hinchazón de piernas y venas yugulares en caso de problemas cardíacos.
  • Reducción de la diuresis (pipí durante el día)
  • Hematomas cutáneos en caso de traumatismo muscular reciente.

Cuando hacer el examen

¿Cuándo vale la pena realizar análisis de sangre para AST y ALT?

Se deben medir las transaminasas GOT y GPT (ALT y AST):

[id de sociallocker = 1219]

      • cuando uno sospecha enfermedad del higado (es decir, en presencia de: ictericia, fatiga (astenia), náuseas, vómitos, heces claras o muy oscuras, orina oscura, picor, ascitis (agua en el abdomen), cambios mentales, antecedentes de abuso de alcohol, sospecha de sobredosis de paracetamol, antecedentes familiares de enfermedad hepática, exposición a virus de la hepatitis)
      • para controlar la función hepática si se sabe que existen problemas hepáticos (es decir, en caso de uso de fármacos potencialmente hepatotóxicos, presencia de enfermedad del hígado graso, enfermedad hepática crónica, cirrosis, insuficiencia hepática, enfermedad de Wilson, hemocromatosis).

[/ sociallocker]

¿Qué necesitas y cómo haces el retiro?

La dosis de AST se administrará con una pequeña cantidad de sangre que generalmente se extrae del pliegue del brazo. No es necesario estar en ayunas para realizar el examen.

Etiquetas:
2 Comentarios
  1. Michele 4 años

    ¿Podría la malaria centroamericana encontrada en 1986 alterar el valor de AST? Hoy es 6-8 veces mayor que el valor máximo. El valor ALT es normal. Hasta la fecha no he tenido ningún problema.

    • Testlevels 4 años

      Es probable que se deba a algo más, no a la malaria de hace 30 años. Son necesarias más pruebas (GGT, ALP, bilirrubinemia, marcas virales para hepatitis C y hepatitis B, ecografía del abdomen). Atentamente

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Copyright Esamievalori.com 2021

es_ESEspañol

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?